lunes, 26 de junio de 2017
Servicios > Instalación y mantenimiento > Inst. de calefacción por suelo radiante
¿Quiere recibir nuestro boletín electrónico?
Índiquenos su nombre y su e-mail y se lo enviaremos periódicamente:
Nombre
E-mail
Suscripción
Solicitar Baja

Instalación de calefacción por suelo radiante

El suelo radiante, junto con el muro y zócalo radiante, constituyen los sistemas de calefacción a baja temperatura.

Estos sistemas se están popularizando y ya en algunos países de Europa que utilizan alta tecnología en la construcción como Alemania y Suiza, representan más del 50 % de las instalaciones de calefacción.

El suelo radiante como sistema de calefacción tiene ventajas importantes como:

Distribución ideal de la temperatura
Calor en los pies y cabeza fria.

Estética
Se evitan los molestos radiadores que limitan las posibilidades de decoración y suponen un foco de polvo y suciedad.

Libertad de elección de suelos
Compatible con cualquier tipo de pavimento o madera. Los pies se mantendrán permanentemente calientes.

Seguridad
Se eliminan los riesgos de quemaduras provocadas por los radiadores o tubos de conducción.

Confortabilidad y sensación de bienestar
Mantiene el grado de humedad natural del ambiente, permite respirar un aire más fresco.

Saludable para el cuerpo
Mantiene la uniformidad de las variables temperatura y humedad por lo que permite un funcionamiento normal del mecanismo de regulación de la temperatura corporal. Al no resecar el ambiente desaparecen los problemas respiratorios debidos a la calefacción.

Ahorro energético
Al trabajar a baja temperatura, se reducen las pérdidas de calor en las conducciones generales, tuberías de enlace de la fuente de calor con los circuitos. Igualmente se aminoran las pérdidas de calor por renovación de aire.
Gracias a la curva de distribución del calor la temperatura de confort se obtiene a 18 % en vez de los 20 ª que precisa la convencional. Esta diferencia supone el ahorro del oren del 10/15 %.

Autorregulación de la temperatura ambiente
El propio sistema deja de emitir calor al aumentar la temperatura del recinto de forma natural ya que aprovecha mejor las aportaciones de calor , sin precisar de termostatos en cada estancia a diferencia de los sistemas con radiadores para evitar sobrecalentamientos y gasto innecesario de energía.

Ecológico
Debido a la baja temperatura de funcionamiento (40 º) y la gran inercia térmica el suelo radiante puede funcionar óptimamente con colectores solares. Aprovechando al máximo la eficiencia de los mismos, permite ahorrar un alto porcentaje de energía convencional en este sistema de calefacción así como permite reducir la emisión de gases a la atmósfera..

Larga vida útil
Las conducciones o tubos empleados de materiales tecnológicamente muy avanzados son indestructibles no necesitando mantenimiento. Hay total ausencia de corrosión y/o incrustaciones.
No hay soldaduras ni empalmes.
Los costos de mantenimiento y de explotación son menores.

Es por tanto un sistema limpio, de gran eficiencia energética y grado de confortabilidad, adecuado para cualquier tipo de edificación pero especialmente indicado para grandes espacios, acogedores y con muchos ventanales.

Elementos constitutivos de una instalación de suelo radiante:

Los paneles aislantes
Las tuberías se colocan encima de un material de aislamiento imprescindible para conseguir el necesario aislamiento térmico y acústico.

Estos se colocan directamente sobre el forjado y sobre ellos a su vez se colocan los circuitos de tuberías.

Los elementos de sujeción
Para la sujeción del entramado de tuberías sobre los paneles aislantes se utilizan grapas de sujeción que fijan el tubo hasta el vertido del mortero.

La tubería
Las tuberías conducen el agua caliente generada por la caldera o el sistema solar hacía los distintos circuitos transmitiendo el calor al pavimento. Están fabricadas con polietileno reticulado, material prácticamente indestructible.

La banda perimetral
Es una cinta de material espumoso que se coloca para absorber las dilataciones del suelo evitando también los puentes térmicos y acústicos.

Los colectores
Su función está en distribuir el agua caliente que se recibe de la caldera a cada unos de los circuitos que llevan el agua caliente a cada habitación de la vivienda.
Permiten la regulación independiente de las temperaturas en cada una de las habitaciones o estancias.

Los líquidos aditivos fluidificante y retardante
Se añade al mortero para aumentar la fluidez evitando el que se formen celdillas de aire. La función retardante permite retrasar el fraguado del mortero evitando que se generen fisuras.

Los sistemas de regulación
Controlan el funcionamiento del sistema de calefacción en función de las necesidades de aportación de calor. Pueden ser a temperatura fija o variable.

Las fuentes de calor
Puede ser a través de una caldera convencional mixta de ACS y calefacción. Existen en el mercado calderas de baja temperatura especiales para las instalaciones de suelo radiante.

En cualquier caso lo ideal es que exista compatibilidad con las fuentes de energías renovables y más particularmente con la energía solar térmica.



Albert Granell
Gerente
Porqué las energías renovables
Los criterios de desarrollo sostenible no pueden contemplarse desde modelos energéticos basados únicamente en la utilización de combustibles sólidos o nucleares con la afectación que esto produce al clima y al medioambiente en general... (sigue)
 
Representamos, distribuimos e integramos en nuestros proyectos equipos y sistemas del prestigioso fabricante internacional especializado en captación, acumulación, transmisión y regulación de energía solar.
Distribuidor oficial en España:
 
 


Copyright © 2008 · INYGEN · info@inygen.com